Top blogs de recetas

domingo, 18 de septiembre de 2016

BRAZO DE GITANO DE SALCHICHÓN DE MÁLAGA




Receta con y sin thermomix.


Por aquí abajo por fin, parece que está refrescando "algo", que ya era hora. Vaya veranito que hemos tenido. Aunque es verdad que siempre nos quejamos de todo. Que si calor, que si frío..
Pero todavía no apetece comer platos no muy contundentes, ni muy calientes, sigue apeteciendo ensaladas y platos como éste que he elaborado con el magnífico lote de productos 100 % malagueños que me ha obsequiado la casa Prolongo.
Se trata de una empresa de la tierra, de jamones y embutidos que funciona desde 1820, tratando con mimo sus productos de excelente calidad.
Dispone de una amplia variedad de productos a los que ha añadido sus especialidades en pavo. Pero sin duda, al menos aquí, su producto estrella es el salchichón de Málaga, con su madurez justa, muy blandito y con un olor y sabor inconfundible.
Ya conocéis  mi receta de Tartar de salchichón de Málaga, pues hoy os presento un pastel salado relleno con este tradicional producto y queso de untar, sólo eso, así de simple y así de delicioso.
Un aperitivo, segundo plato o cena que además os servirá para el tuper o la excursión que tenéis pendiente.
Quiero agradecer desde aquí a Prolongo su amabilidad por enviarme este lote del que en casa daremos buena cuenta.
Disfrutad...


Probad sus productos, os encantarán.


Para el bizcocho.
3 huevos
120 gr. de harina
80 gr. de azúcar
1 cucharadita de sal.

Para el relleno:
1 salchichón de Málaga
3/4 cucharadas de queso de untar

Para la decoración:
el resto de queso de untar de la tarrina
opcional:
nueces picadas
lechuga
patatas fritas...

Sin thermomix:
Cortamos el salchichón a rodajas y sin piel y guardamos en el congelador al menos una hora para luego poder triturar bien.
Vamos precalentando el horno a 180º.
Mientras tanto batimos con varilla el azúcar junto a los huevos hasta que veanos que espuman un poco.
Agregamos la sal y la harina tamizada (a hacerlo de forma manual os vendrá bien añadir una cucharadita de levadura en polvo junto con la harina) poco a poco sin dejar de batir.
Forramos con papel de horno la bandeja del horno y echamos la mezcla extendiéndola bien.
Metemos al horno unos 8 minutos, con cuidado de que no se nos queme, que nos quede blanquita.
Sacamos y con ayuda del mismo papel enrollamos el bizcocho con cuidado y dejamos enfriar un poco.
Sacamos el salchichón del congelador y lo trituramos con batidora o robot, le añadimos las 3/4 cucharadas de queso (al gusto) y mezclamos.
Desenrollamos con cuidado el bizcocho y lo cubrimos con esta mezcla.
Volvemos a enrollar apretando bien.
Cubrimos el brazo de gitano con el resto del queso y adornamos con lo que más nos guste, en mi caso puse nueces picadas toscamente y unas patatas fritas.
Guardamos nevera y sacamos media hora antes de consumirlo.
Para los que os guste los sabores más potentes cambiar el queso por mayonesa.

Con thermomix:
Colocamos la mariposa al vaso y mezclamos el azúcar y los huevos 6 minutos/37º/velocidad 4.
Volvemos a programar otros  6 minutos/velocidad 4 sin temperatura.
Añadimos la harina y la sal y mezclamos unos segundos a velocidad 4.
Horneamos igual que sin thermomix.
Lavamos el vaso y echamos el salchichón con las cucharadas de queso y trituramos a velocidad progresiva 5/10 hasta que veamos que nos ha quedado una pasta.
Seguimos con los mismos pasos
que sin thermomix y disfrutamos.






Esta receta es de una compañera vendedora de thermomix, a la que pido disculpas por no acordarme de su nombre, que nos enseñó en unas demostraciones.

sábado, 10 de septiembre de 2016

LASAÑA DE VERANO




Ya vamos a empezar la segunda semana de septiembre y seguimos con calor, las noticias nos "vaticina" para los próximos días una bajada importante de temperaturas, pero, me temo, será para el norte, que aquí en el sur nos queda todavía mucho verano...
Son días de mucho beber y de comer cosas frescas o tapear, no apetecen platos pesados ni de cuchareteo, preferimos ensaladas, sopas frías como el gazpacho, pezcaito frito o alguna carne a la plancha y listo. Tampoco nos apetece estar mucho tiempo en la cocina, que es la estancia más calurosa de la casa.
Así que nada de complicarnos la vida, salir del paso, pero comer bien.
Esta lasaña es ideal para estos días, además la dejáis preparada antes de iros a la playa y a la vuelta la tenéis fresquita lista para comer.
Podéis cambiar los ingredientes a vuestro gusto, añadir atún, pescado o pollo cocido, frutos secos o manzana, por ejemplo. Cada cual como le apetezca, os dejo como la he preparado yo esta mañana y me ha sobrado un poquito para la noche...
Disfrutad....

1 paquete de hojas de canelones
1 lata de maíz
5/6 palitos de cangrejo
unas aceitunas
1/2 cebolla
lechuga
2 huevos cocidos
tomates cherrys
mayonesa (en mi caso ali-oli casero)



Cocemos las placas de canelones como nos indica el fabricante en abundante agua salada, escurrimos y pasamos por agua fría. Reservamos.
En un bol amplio vamos añadiendo el maíz escurrido, los palitos cortados pequeños, las aceitunas a rodajas, la cebolla muy pequeñita, la lechuga en tiras pequeñas lavada y enjuagada y los tomates cherrys en tres o cuatro trozos.
Añadimos uno de los huevos bien picado y mayonesa al gusto integrándolo todo muy bien.
Usamos un molde cuadrado para montar la lasaña sin que se nos dessmsorone.
Primero colocamos una hoja de canelon, después una buena cantidad de nuestra farsa, otra hoja de canelos, más farsa y la última hoja de pasta. Apretamos ligeramente para que nos quede compacta y cubrimos con una capa de mayonesa.
Desmoldamos con cuidado y adornamos al gusto(incluido el otro huevo cocido picadito)
Hacemos lo mismo con el resto de pasta y farsa.
Guardamos nevera hasta el momento de servir.


lunes, 5 de septiembre de 2016

SPAGUETTIS CON POLLO Y MANGO



¿Creíais que os había olvidado, verdad?
Pues no, la verdad es que he estado un poco apática, será este calorazo que estamos pasando, pero sigo por aquí. He preparado muchos platos nuevos, no creáis, pero o bien no les he hecho fotos o las que he hecho me han quedado fatal. Sigo teniendo pendiente eso de ser mejor fotógrafa y tener mejor equipo, qué vamos a hacer..
Pero hoy he cocinado este plato de pasta y me he puesto manos a la obra, me alegro mucho de haberlo hecho porque está riquísimo y se  hace en un plis-plas.
Es "mi versión" de una receta que vi hace tiempo, le he cambiado el tipo de carne y alguna que otra cosilla, ya me conocéis, nunca preparo una receta igual a otra.
Me decidí por este plato para aprovechar el último mango que me quedaba en casa, maravilloso, de los de auténtico Sabor a Málaga, de la zona de la Axarquía. (Éstos concretamente  me los trajo mi yerno, dulces y suaves con un intenso aroma).. ¡Deliciosos!. 
Y como no.. unas pasas malagueñas.
Así que aquí teneis mi nueva receta de vuelta a los fogones muy Mis Comiditas... fácil, barata y muy rica!!!
Nos vemos pronto...
Disfrutad.....


spaguettis
2 pechugas de pollo
1 mango hermoso
un puñadito de pasas sin pepitas
medio vaso de ron 
2 cucharadas de azúcar moreno
harina
aceite de oliva virgen extra
sal


Empezamos metiendo las pasas en el medio vaso de ron para que cojan sabor y se ablanden, las dejamos un buen rato.
Vamos cociendo la pasta mientras elaboramos el resto del plato en abundante agua salada.
Cortamos las pechugas de pollo en cuadrados no muy grandes, las enharinamos y las freímos ligeramente en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra. Reservamos.
En el mismo aceite echamos el mango cortado a trozos y le añadimos el azúcar, bajamos el fuego y lo caramelizamos durante unos minutos.
Añadimos nuevamente el pollo y las pasas con el ron, lo dejamos hacer todo unos 10 minutos, subiendo el fuego en el último momento.
Escurrimos la pasta, la colocamos en los platos y servimos con el resto de los ingredientes encima.
Para chuparse los dedos...




Recetas relacionadas:

viernes, 29 de julio de 2016

PASTEL SALADO DE QUESO Y SALAMI



Hay determinados sabores, y sobre todo olores,(acordaros de "La magdalena de Proust"), que nos llevan a nuestra niñez, nos trae recuerdos del bocadillo del recreo o de la merienda mientras jugábamos al elástico, los cromos o las chapas.
A mi me ocurre con algunos pastelitos industriales como los Phoskitos o la Pantera Rosa y con algunos embutidos, como la mortadela con aceituna o el salami..
Ésos sí que eran buenos años, toda la tarde jugando en la puerta de casa con las Nancys, los Nenucos o Barriguitas, a los cromos, la comba, el pilla-pilla... Ahora sólo salen a la calle a jugar si es para cazar Pokemon. Qué pena que nuestros hijos no vivan los años y juegos que vivimos nosotros, ¿verdad?. Os animo a que en los comentarios de la receta me dejéis un recuerdo de los juegos de vuestra niñez, será seguro algo muy bonito de recordar.
Es verdad que ya estoy vieja, como me voy por las ramas simplemente para presentaros una receta. La de hoy es, como siempre, muy fácil e ideal. para llevar a una fiesta con los amigos (de hecho yo la llevé al cumple de mi querida María), o para tomar en el jardín una noche de verano.
Los ingredientes son fáciles de encontrar y baratos, así que ya no os digo nada más que me he puesto muy pesada.
Espero vuestras anécdotas  infantiles!!!
Disfrutad....





150 gr. de galletas crackers saladas
150 gr. de salami suave
80 gr. de mantequilla
unas hojas de albahaca
300 gr. queso de untar
1 yogurt griego
4 cucharadas de crema fresca
unas semillas de amapola (opcional)
sal
pimieta
6 hojas de gelatina neutra
Para adornar:
tomates cherrys
aceitunas...

Trituramos las galletas y cuatro o cinco hojas de albahaca con ayuda de un robot, batidora o metiéndolas en una bolsa y machacándolas con el rodillo.
Derretimos la mantequilla y la integramos bien con las galletas. Con esta mezcla forramos el fondo de un molde desmontable (en mi caso de 22 cm). Reservamos en la nevera.
En un bol mezclamos el queso, el yogurt, sal, pimienta, unas semillas de amapola y dos o tres rodajas de salami troceadas.
Ponemos las hojas de gelatina en  agua fría y reservamos.
En un cazo calentamos ligeramente la crema fresca y diluimos en ella las hojas de gelatina bien escurridas.
Sacamos el molde de la nevera y cubrimos el fondo de galletas con rodajas de salami, mezclamos  la nata con la gelatina con la mezcla de queso y demás ingredientes y volcamos sobre el molde.
Refrigeramos al menos dos horas y servimos decorando la tarta al gusto, ya veis en la foto que usé unas rodajas de salami con cherrys y aceitunas y unas hojas de albahaca.
No saquéis con mucha antelación el pastel de la nevera si hace calor ya que se nos pondría muy blando y lo cortaríamos mal.
Riquísimo!!!


Recetas relacionadas:
Coca de verduras
Quiche marinera
Quiche de champiñones y jamón
Quiche de espinacas y mejillones
Pastel de puerros y gambas




sábado, 16 de julio de 2016

CROQUETAS DE PESTO



Muchas veces me sorprendo de cómo nos complicamos el día a día, nos estresamos, nos enfadamos y nos preocupamos por tantas cosas sin importancia que nos impide ser, al menos, algo más felices.
Desde por la mañana ya se oyen las bocinas de los coches ante el más mínimo atasco, vamos corriendo de  un sitio a otro y, ¡lo último!, vamos por la calle con la cabeza gacha mirando el móvil...
¡Levantemos la cabeza y miremos todo el maravilloso paisaje que tenemos alrededor!, las caras de los transeúntes (no olvidemos que si se cruzan nuestras miradas, se crucen también nuestras sonrisas)!.
Levantemos nuestro ánimo y disfrutemos de lo que nos rodea, de las cosas pequeñas que son las que una a una crean nuestra vida. Claro que hay que preocuparse por muchas cosas, pero que no ocupen todo nuestro tiempo, que no sabemos cuánto nos queda,
Os invito a rememorar un recuerdo a través de un aroma, a acariciar a un ser querido sin venir a cuento, a llamar a un amigo sólo por el hecho de oír su voz, a decir "te quiero", a escuchar esa canción que os hace mover el cuerpo sin remedio, a degustar un bocado que os despierte todos los sentidos...
Y todo ésto sin complicaros la vida, como la receta que hoy os presento, sorprendente y, como a ,os Comiditas le gusta, fácil, económica y muy, muy rica...
Y no os olvidéis...
Disfrutad....

Para el pesto:
un buen puñado de hojas de albahaca
2 dientes de ajo
100 gr. almendras (o piñones si lo preferís)
sal
aceite de oliva virgen extra (como medio vaso)
opcional, queso parmesano

Para la bechamel:
mantequilla o aceite de oliva virgen extra
harina
leche
sal

1 paquete de queso rallado (en mi caso mozzarella) Huevo batido
pan rallado


Como veis no os pongo cantidades en la bechamel porque suele ser una elaboración en la que cada uno tiene su truquillo o su manera de hacerla, yo siempre uso aceitem nunca mantequilla. De cualquier forma no cocinéis demasiada, no necesitaremos una cantidad muy grande, sólo la suficiente para tener una buena masa moldeable.

Elaboramos la bechamel calentando en una sartén amplia un poco de mantequilla o aceite de oliva virgen extra, incorporamos la harina, yo usé un par de cucharadas y la tostamos un poco para quitarle el sabor a crudo. Vamos echando poco a poco leche sin dejar de remover hasta conseguir la textura deseada, en este caso un poco espesa, salamos, retiramos del fuego y reservamos.
Preparamos nuestro pesto batiendo bien todos sus ingredientes. 
En un bol amplio integramos muy bien nuestro pesto con la bechamel y el paquete de queso rallado, cubrimos con film y guardamos en la nevera al menos unas horas.



Hacemos nuestras croquetas, yo opté por hacerlas redonditas que me parecen más "cuquis", y las pasamos por huevo y pan rallado, una o dos veces, a vuestro gusto y freímos en abundante aceite caliente. Si os salen muchas se congelan perfectamente y siempre las tendremos a mano.
Son un bocado realmente delicioso como aperitivo con una copa de vino o cerveza o acompañando un plato de carne o pescado.
¡Ya me contareis!


Recetas relacionadas:
Pizza al pesto
Pechuga de pollo rellena al pesto
Pasta fresca con pesto de tomate
Brocheta de sepia con ensalada de calabaza y pesto
Y por supuesto todas las ricas croquetas que recopilo en el blog y de las que seguro os sorprende más de una..






Esta receta la ví en el blog "Recetas de Carmen"



domingo, 10 de julio de 2016

ARROZ CALDOSO DE LOS MONTES DE MÁLAGA



De los recuerdos más bonitos y marcados en mi mente y en mi corazón son los que me dejó mi amado hermano Rafael. Siempre tenía un momento para mí. Cuando los sábados a mediodía llegaba de trabajar, se metía en la ducha y yo esperaba pacientemente en la puerta del baño a que terminara porque era el día de paga y siempre me llevaba al "kiosko de Isabel·" en el mercado del barrio a comprarme chucherías y cualquier bagatela que se me antojara.
El fué el que me llevaba al cine, a la playa, al río y muchos domingos a comer a los montes, sobre todo a la afamada "Venta El Túnel", donde saboreábamos el lomo en manteca o el delicioso arroz caldoso, todo un manjar para el paladar.
Él me dió  los mejores momentos de mi niñez y jamás podré olvidarlo.
Así que esta receta va dedicada a mi queridísimo hermano, un sencillo pero exquisito arroz muy típico de mi ciudad. Podeis encontrarlo en muchos blogs de compañer@s paisanos, como por ejemplo en el de mi querida amiga Toñi Sanchez en su blog Mi cocina veréis que rico que le queda a ella también. Este arroz se suele hacer con conejo o pollo, yo he optado por éste último, pero es cuestión de gustos.
Un beso para todos y para vuestras personas especiales.
Disfrutad....

Va por ti hermano



1/2 pollo o 1 conejo troceado
arroz
2 tomatess
1 pimiento
1/4 de cebolla
3/4 dientes de ajos
vino blanco
sal
aceite de oliva virgen extra
clavos
granos de pimienta
pimiento morrón
agua (que podéis sustituir por caldo suave)
hebras de azafrán o colorante alimentario

En una cazuela de barro o una tartera amplia echamos un chorreón de aceite de oliva y empezamos a "morear" o sofrir los trozos de carne.
Cuando empiecen a tomar color añadimos la cebolla y el pimiento muy picaditos. A continuación el ajo y los tomates pelados y troceados en trozos pequeños. Vamos pochando a fuego no muy fuerte, cuando veamos que está todo bien sofrito añadimos un par de clavos, 7 u 8 granos de pimienta y un vaso de vino blanco junto a unas hebras de azafrán.
 Dejamos que evapore bien el alcohol y vertemos al menos un litro de agua o caldo calentito, si nos va faltando vamos incorporando más teniendo en cuenta de que el arroz nos tiene que quedar caldoso.
Dejamos unos minutos que hierva para que coja el caldo su sabor e incorporamos un puñado de arroz por persona.
Seguimos la cocción hasta que el arroz esté cocinado probando el punto de sal y vigilando que no nos quedemos sin caldo.
Servimos con tirar de pimiento morrón y... no dejamos ni un sólo grano!!!


Otras recetas malagueñas:
Lomo en orza
Hummus de aguacate con mermelada de gin-tonic
Cazuela de patatas con pintarroja y almejas
Helado de mango
Tartar de salchichón de Málaga
Locas
Boquerones en vinagre
Caldito de pintarroja




viernes, 17 de junio de 2016

ENSALADA DE SANDIA, MANGO, PAPAYA Y AGUACATE


¿Desganada?. ¿cansada?, ¿con falta de apetito?
Ya está aquí el calor!!!! Madre mía, cada año es peor, o será eso de que no nos acordamos de un año para otro, el caso es que yo particularmente lo llevo cada vez peor.
¿Conocéis el Terral? Si no malagueños probablemente no, pero si lo eres la sola palabra te pondrá los vellos de punta y no precisamente de frío. 
Se trata de un viento muy típico de esta zona al que antiguamente se le atribuía su procedencia al norte de África, pero que en realidad viene del interior, de la tierra, de ahí su nombre de terral.
Y al entrar en la provincia desciende por las laderas de los montes que la rodean subiendo bruscamente de temperatura por comprensión y haciéndonos a los malagueños vivir en un auténtico infierno.
No todo en esta ciudad iba a ser bueno, hasta el paraíso tiene sus desventajas, afortunadamente ocurre en contadas ocasiones y el resto del año podemos disfrutad de unas temperaturas maravillosas.
Y cuando hace tanto calor se nos quitan hasta las ganas de comer, pero debemos de hacerlo, poniendo especial énfasis en hidratarnos bien, tanto con las bebidas como en las propias comidas.
Ahora es cuando más apetecen los refrescos, batidos, ensaladas y frutas.
Hoy os traigo una maravillosa ensalada con productos de la tierra, con frutos exóticos como la papaya, mango y aguacate en los que ya somos toda una referencia en Andalucía, España y cada vez más en el resto de paises.
La Axarquía y sus alrededores se ha convertido en todo un paraíso exótico con productos de reconocida calidad y con  mucho Sabor a Málaga.
He usado la misma sandía como base de la ensalada, a modo de "plato", le he añadido un poco de proteína con el huevo y las bocas de mar y algo de carbohidrato con las nueces, así casi lo convierto en una cena completa si después nos tomamos un yogurt o un helado.
De cualquier forma jugad con los ingredientes y con el aliño,  eso sí, con productos ricos, sanos y a ser posible de vuestro entorno.
Disfrutad...



No os pongo cantidad de ingredientes porque dependerá del tamaño de la ensalada o de los comensales:

sandía
papaya
mango
aguacate
pepino
tomate
cebolla o cebolleta
huevo cocido 
palitos de cangrejo o surumi
aceite de oliva virgen extra
sal
limón



En mi caso he cortado un rectángulo de aproximadamente 15x9, (si preferís hacer cuadraditos) que he colocado como base en el plato.
En un bol integro la papaya, mango, aguacate, pepino, tomate y cebolleta cortados a cuadraditos del mismo tamaño, añadimos el huevo duro picado y unas rodajitas de palitos de cangrejo. Aparte hacemos una vinagreta con aceite de oliva virgen extra, sal y limón, ligamos bien y volcamos sobre nuestras frutas y verduras integrándolo todo perfectamente.
Con ayuda de una cuchara colocamos nuestra ensalada sobre la tajada de sandía y coronamos con unas nueces picadas y un par de hojitas de hierbabuena.
Superrefrescante!!!




Entradas relacionadas: