Top blogs de recetas

viernes, 29 de julio de 2016

PASTEL SALADO DE QUESO Y SALAMI



Hay determinados sabores, y sobre todo olores,(acordaros de "La magdalena de Proust"), que nos llevan a nuestra niñez, nos trae recuerdos del bocadillo del recreo o de la merienda mientras jugábamos al elástico, los cromos o las chapas.
A mi me ocurre con algunos pastelitos industriales como los Phoskitos o la Pantera Rosa y con algunos embutidos, como la mortadela con aceituna o el salami..
Ésos sí que eran buenos años, toda la tarde jugando en la puerta de casa con las Nancys, los Nenucos o Barriguitas, a los cromos, la comba, el pilla-pilla... Ahora sólo salen a la calle a jugar si es para cazar Pokemon. Qué pena que nuestros hijos no vivan los años y juegos que vivimos nosotros, ¿verdad?. Os animo a que en los comentarios de la receta me dejéis un recuerdo de los juegos de vuestra niñez, será seguro algo muy bonito de recordar.
Es verdad que ya estoy vieja, como me voy por las ramas simplemente para presentaros una receta. La de hoy es, como siempre, muy fácil e ideal. para llevar a una fiesta con los amigos (de hecho yo la llevé al cumple de mi querida María), o para tomar en el jardín una noche de verano.
Los ingredientes son fáciles de encontrar y baratos, así que ya no os digo nada más que me he puesto muy pesada.
Espero vuestras anécdotas  infantiles!!!
Disfrutad....





150 gr. de galletas crackers saladas
150 gr. de salami suave
80 gr. de mantequilla
unas hojas de albahaca
300 gr. queso de untar
1 yogurt griego
4 cucharadas de crema fresca
unas semillas de amapola (opcional)
sal
pimieta
6 hojas de gelatina neutra
Para adornar:
tomates cherrys
aceitunas...

Trituramos las galletas y cuatro o cinco hojas de albahaca con ayuda de un robot, batidora o metiéndolas en una bolsa y machacándolas con el rodillo.
Derretimos la mantequilla y la integramos bien con las galletas. Con esta mezcla forramos el fondo de un molde desmontable (en mi caso de 22 cm). Reservamos en la nevera.
En un bol mezclamos el queso, el yogurt, sal, pimienta, unas semillas de amapola y dos o tres rodajas de salami troceadas.
Ponemos las hojas de gelatina en  agua fría y reservamos.
En un cazo calentamos ligeramente la crema fresca y diluimos en ella las hojas de gelatina bien escurridas.
Sacamos el molde de la nevera y cubrimos el fondo de galletas con rodajas de salami, mezclamos  la nata con la gelatina con la mezcla de queso y demás ingredientes y volcamos sobre el molde.
Refrigeramos al menos dos horas y servimos decorando la tarta al gusto, ya veis en la foto que usé unas rodajas de salami con cherrys y aceitunas y unas hojas de albahaca.
No saquéis con mucha antelación el pastel de la nevera si hace calor ya que se nos pondría muy blando y lo cortaríamos mal.
Riquísimo!!!


Recetas relacionadas:
Coca de verduras
Quiche marinera
Quiche de champiñones y jamón
Quiche de espinacas y mejillones
Pastel de puerros y gambas




sábado, 16 de julio de 2016

CROQUETAS DE PESTO



Muchas veces me sorprendo de cómo nos complicamos el día a día, nos estresamos, nos enfadamos y nos preocupamos por tantas cosas sin importancia que nos impide ser, al menos, algo más felices.
Desde por la mañana ya se oyen las bocinas de los coches ante el más mínimo atasco, vamos corriendo de  un sitio a otro y, ¡lo último!, vamos por la calle con la cabeza gacha mirando el móvil...
¡Levantemos la cabeza y miremos todo el maravilloso paisaje que tenemos alrededor!, las caras de los transeúntes (no olvidemos que si se cruzan nuestras miradas, se crucen también nuestras sonrisas)!.
Levantemos nuestro ánimo y disfrutemos de lo que nos rodea, de las cosas pequeñas que son las que una a una crean nuestra vida. Claro que hay que preocuparse por muchas cosas, pero que no ocupen todo nuestro tiempo, que no sabemos cuánto nos queda,
Os invito a rememorar un recuerdo a través de un aroma, a acariciar a un ser querido sin venir a cuento, a llamar a un amigo sólo por el hecho de oír su voz, a decir "te quiero", a escuchar esa canción que os hace mover el cuerpo sin remedio, a degustar un bocado que os despierte todos los sentidos...
Y todo ésto sin complicaros la vida, como la receta que hoy os presento, sorprendente y, como a ,os Comiditas le gusta, fácil, económica y muy, muy rica...
Y no os olvidéis...
Disfrutad....

Para el pesto:
un buen puñado de hojas de albahaca
2 dientes de ajo
100 gr. almendras (o piñones si lo preferís)
sal
aceite de oliva virgen extra (como medio vaso)
opcional, queso parmesano

Para la bechamel:
mantequilla o aceite de oliva virgen extra
harina
leche
sal

1 paquete de queso rallado (en mi caso mozzarella) Huevo batido
pan rallado


Como veis no os pongo cantidades en la bechamel porque suele ser una elaboración en la que cada uno tiene su truquillo o su manera de hacerla, yo siempre uso aceitem nunca mantequilla. De cualquier forma no cocinéis demasiada, no necesitaremos una cantidad muy grande, sólo la suficiente para tener una buena masa moldeable.

Elaboramos la bechamel calentando en una sartén amplia un poco de mantequilla o aceite de oliva virgen extra, incorporamos la harina, yo usé un par de cucharadas y la tostamos un poco para quitarle el sabor a crudo. Vamos echando poco a poco leche sin dejar de remover hasta conseguir la textura deseada, en este caso un poco espesa, salamos, retiramos del fuego y reservamos.
Preparamos nuestro pesto batiendo bien todos sus ingredientes. 
En un bol amplio integramos muy bien nuestro pesto con la bechamel y el paquete de queso rallado, cubrimos con film y guardamos en la nevera al menos unas horas.



Hacemos nuestras croquetas, yo opté por hacerlas redonditas que me parecen más "cuquis", y las pasamos por huevo y pan rallado, una o dos veces, a vuestro gusto y freímos en abundante aceite caliente. Si os salen muchas se congelan perfectamente y siempre las tendremos a mano.
Son un bocado realmente delicioso como aperitivo con una copa de vino o cerveza o acompañando un plato de carne o pescado.
¡Ya me contareis!


Recetas relacionadas:
Pizza al pesto
Pechuga de pollo rellena al pesto
Pasta fresca con pesto de tomate
Brocheta de sepia con ensalada de calabaza y pesto
Y por supuesto todas las ricas croquetas que recopilo en el blog y de las que seguro os sorprende más de una..






Esta receta la ví en el blog "Recetas de Carmen"



domingo, 10 de julio de 2016

ARROZ CALDOSO DE LOS MONTES DE MÁLAGA



De los recuerdos más bonitos y marcados en mi mente y en mi corazón son los que me dejó mi amado hermano Rafael. Siempre tenía un momento para mí. Cuando los sábados a mediodía llegaba de trabajar, se metía en la ducha y yo esperaba pacientemente en la puerta del baño a que terminara porque era el día de paga y siempre me llevaba al "kiosko de Isabel·" en el mercado del barrio a comprarme chucherías y cualquier bagatela que se me antojara.
El fué el que me llevaba al cine, a la playa, al río y muchos domingos a comer a los montes, sobre todo a la afamada "Venta El Túnel", donde saboreábamos el lomo en manteca o el delicioso arroz caldoso, todo un manjar para el paladar.
Él me dió  los mejores momentos de mi niñez y jamás podré olvidarlo.
Así que esta receta va dedicada a mi queridísimo hermano, un sencillo pero exquisito arroz muy típico de mi ciudad. Podeis encontrarlo en muchos blogs de compañer@s paisanos, como por ejemplo en el de mi querida amiga Toñi Sanchez en su blog Mi cocina veréis que rico que le queda a ella también. Este arroz se suele hacer con conejo o pollo, yo he optado por éste último, pero es cuestión de gustos.
Un beso para todos y para vuestras personas especiales.
Disfrutad....

Va por ti hermano



1/2 pollo o 1 conejo troceado
arroz
2 tomatess
1 pimiento
1/4 de cebolla
3/4 dientes de ajos
vino blanco
sal
aceite de oliva virgen extra
clavos
granos de pimienta
pimiento morrón
agua (que podéis sustituir por caldo suave)
hebras de azafrán o colorante alimentario

En una cazuela de barro o una tartera amplia echamos un chorreón de aceite de oliva y empezamos a "morear" o sofrir los trozos de carne.
Cuando empiecen a tomar color añadimos la cebolla y el pimiento muy picaditos. A continuación el ajo y los tomates pelados y troceados en trozos pequeños. Vamos pochando a fuego no muy fuerte, cuando veamos que está todo bien sofrito añadimos un par de clavos, 7 u 8 granos de pimienta y un vaso de vino blanco junto a unas hebras de azafrán.
 Dejamos que evapore bien el alcohol y vertemos al menos un litro de agua o caldo calentito, si nos va faltando vamos incorporando más teniendo en cuenta de que el arroz nos tiene que quedar caldoso.
Dejamos unos minutos que hierva para que coja el caldo su sabor e incorporamos un puñado de arroz por persona.
Seguimos la cocción hasta que el arroz esté cocinado probando el punto de sal y vigilando que no nos quedemos sin caldo.
Servimos con tirar de pimiento morrón y... no dejamos ni un sólo grano!!!


Otras recetas malagueñas:
Lomo en orza
Hummus de aguacate con mermelada de gin-tonic
Cazuela de patatas con pintarroja y almejas
Helado de mango
Tartar de salchichón de Málaga
Locas
Boquerones en vinagre
Caldito de pintarroja




viernes, 17 de junio de 2016

ENSALADA DE SANDIA, MANGO, PAPAYA Y AGUACATE


¿Desganada?. ¿cansada?, ¿con falta de apetito?
Ya está aquí el calor!!!! Madre mía, cada año es peor, o será eso de que no nos acordamos de un año para otro, el caso es que yo particularmente lo llevo cada vez peor.
¿Conocéis el Terral? Si no malagueños probablemente no, pero si lo eres la sola palabra te pondrá los vellos de punta y no precisamente de frío. 
Se trata de un viento muy típico de esta zona al que antiguamente se le atribuía su procedencia al norte de África, pero que en realidad viene del interior, de la tierra, de ahí su nombre de terral.
Y al entrar en la provincia desciende por las laderas de los montes que la rodean subiendo bruscamente de temperatura por comprensión y haciéndonos a los malagueños vivir en un auténtico infierno.
No todo en esta ciudad iba a ser bueno, hasta el paraíso tiene sus desventajas, afortunadamente ocurre en contadas ocasiones y el resto del año podemos disfrutad de unas temperaturas maravillosas.
Y cuando hace tanto calor se nos quitan hasta las ganas de comer, pero debemos de hacerlo, poniendo especial énfasis en hidratarnos bien, tanto con las bebidas como en las propias comidas.
Ahora es cuando más apetecen los refrescos, batidos, ensaladas y frutas.
Hoy os traigo una maravillosa ensalada con productos de la tierra, con frutos exóticos como la papaya, mango y aguacate en los que ya somos toda una referencia en Andalucía, España y cada vez más en el resto de paises.
La Axarquía y sus alrededores se ha convertido en todo un paraíso exótico con productos de reconocida calidad y con  mucho Sabor a Málaga.
He usado la misma sandía como base de la ensalada, a modo de "plato", le he añadido un poco de proteína con el huevo y las bocas de mar y algo de carbohidrato con las nueces, así casi lo convierto en una cena completa si después nos tomamos un yogurt o un helado.
De cualquier forma jugad con los ingredientes y con el aliño,  eso sí, con productos ricos, sanos y a ser posible de vuestro entorno.
Disfrutad...



No os pongo cantidad de ingredientes porque dependerá del tamaño de la ensalada o de los comensales:

sandía
papaya
mango
aguacate
pepino
tomate
cebolla o cebolleta
huevo cocido 
palitos de cangrejo o surumi
aceite de oliva virgen extra
sal
limón



En mi caso he cortado un rectángulo de aproximadamente 15x9, (si preferís hacer cuadraditos) que he colocado como base en el plato.
En un bol integro la papaya, mango, aguacate, pepino, tomate y cebolleta cortados a cuadraditos del mismo tamaño, añadimos el huevo duro picado y unas rodajitas de palitos de cangrejo. Aparte hacemos una vinagreta con aceite de oliva virgen extra, sal y limón, ligamos bien y volcamos sobre nuestras frutas y verduras integrándolo todo perfectamente.
Con ayuda de una cuchara colocamos nuestra ensalada sobre la tajada de sandía y coronamos con unas nueces picadas y un par de hojitas de hierbabuena.
Superrefrescante!!!




Entradas relacionadas:






viernes, 6 de mayo de 2016

NATILLAS DE NÍSPEROS EN ALMÍBAR


No hace muchos días publiqué una receta estupenda con los nísperos que me había traído mi yerno,
Pastel-bizcocho de nísperos, y os conté un poco la producción tan estupenda que tenemos aquí en Málaga.
Pues precisamente este día 1 de mayo ha sido el  XXXII día del níspero de Sayalonga, declarada de interés turístico de Andalucía, así que el mejor homenaje a esta maravillosa fruta es otra receta...


Y ésta es estupenda porque lo primero que hacemos es un almíbar con ella que nos durará muchos días y nos servirá para un montón de platos (ensaladas,  bizcochos, glaseados, ¡con carne queda genial!) y seguidamente los incorporamos a unas natillas para que nuestros pequeños y mayores disfruten con su postre o merienda.
Ya nos quedan pocos días para disfrutar de esta fruta, así que comerlas crudas, con mi bizcocho pastel o con estas natillas...
Disfrutad...



Para el almíbar de nísperos (os sobrará, pero aprovecharlo en otro plato):

1/2 kilo de nísperos
3-4 cucharadas de azúcar
1/limón
Aproximadamente 1/2 litro de agua



Para las natillas:

Unos 6-7 nísperos en almíbar con el almíbar que nos llevemos al cogerlos con una cuchara
1 vaso y 1/2 de leche
40 gr. de azúcar moreno
1 yema de huevo
20 gr. de maicena
Opcional: unas gotitas de esencia de naranja, limón o lo que más nos guste (en mi caso de naranja)
Para decoración he usado unas avellanas tostadas picadas

A la leche le incorporamos la maicena y la esencia y mezclamos bien.
Batimos muy bien la yema de huevo con el azúcar hasta que esté completamente integrada y añadimos a la leche. Ponemos al fuego medio-bajo SIN dejar de remover y justo cuando vaya a empezar a hervir, lo retiramos.
Añadimos los nísperos machacaditos con un tenedor y volcamos en los vasitos o moldes que vayamos a usar.
Guardamos en la nevera unas horas y servimos acompañadas con unas avellanas tostadas machacadas.
También podemos servir con otro fruto seco, galletas o, incluso, un chorreoncito de sirope de chocolate.


sábado, 23 de abril de 2016

QUICHE DE BERENJENAS, TOMATITOS Y BACON


Adoro las recetas sencillas, la mayoría de nosotros tenemos poco tiempo para complicarnos la vida. El trabajo, la familia, las obligaciones.. no es cuestión de pasarnos horas en la cocina. Pero nunca debemos de olvidarnos de comer bien, sano y, a ser posible, con productos de la tierra.
Y la quiches son una buena solución, podemos usar cualquier cosa que tengamos en la despensa y siempre nos solucionará una comida, un tuper o una salida al campo. Esta de berenjenas, cherrys y bacon, la vi en  "Hogar y Ocio" y me encantó, así que hoy os la presento..
Disfrutad....

1 lámina de hojaldre (en la receta original de masa quebrada)
2 berenjenas
1/2 cebolla
150 gr. de bacon troceado
1 vaso de leche
3 cucharadas de queso crema tipo Philadelphia
2 huevos
unos tomates cherrys
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta

Untamos un molde con un `poco de aceite de oliva virgen extra (o mantequilla) y lo forramos con la masa de hojaldre. Pinchamos con un tenedor, recortamos los bordes que sobresalgan y reservamos.
Empezamos a pochar la cebolla picada, añadimos las berenjenas en cubos y el bacon y sofreimos bien a fuego medio. Apartamos y dejamos atemperar.
En un bol batimos los huevos junto a la leche y el queso hasta que se integre todo bien. Salpimentamos. Le incorporamos el sofrito y mezclamos. Echamos sobre la masa de hojaldre y repartimos los tomatitos cortados por la mitad.
Metemos al horno precalentado a 180º unos 30/40 minutos o hasta que al pinchar con un palillo nos salga limpio.
Servir caliente, templado, frío, solo, con ensalada... como gustéis!!!



Entradas similares
Coca de verduras
Quiche marinera
Quiche de chanpiñones y jamón
Quiche de mejillones y espinacas
Pastel de puerros y gambas

viernes, 22 de abril de 2016

TARTA KINDER BUENO



Hacía bastante tiempo que no preparaba una tarta, sobre todo para cumpleaños, aunque ahora me vienen todos seguidos..
Ya sabéis que yo no soy muy dulcera, prefiero lo salado. Pero hay acontecimientos en los que no me queda más remedio que preparar pasteles (y probarlos).
En esta ocasión ha sido para un nuevo miembro de la familia que se incorporó hace algo más de un año y que ya se ha hecho su hueco en casa y en nuestro corazón. Mi yerno, Dani.
Qué difícil es para una madre dejar a su hija, que quiere más que a su propia vida, en manos de alguien y estar tranquila, ya sabemos que es ley de vida... pero cuesta.. verdad, mamis?? (Y no hablemos de los papis!!!jajaja)
Pues esta tarta la preparé con todo mi cariño a Dani, a petición de su dulce Belén.. que lo de dulce lo digo sobre todo porque le encantan las chuches y todas esas "porquerías" como yo le digo. Pero esta vez es una ocasión especial, así que ahí va, con muchos kinder bueno y con mucho cariño.
Felicidades Dani!!
Disfrutad...
Os dejo la receta con y sin thermomix.


Utilicé un molde de 22 centímetros y me quedó alta..

Para la base:
200 gr. galletas tipo María
30 gr. avellanas tostadas
50 gr. chocolate fondant
100 gr. mantequilla temperatura ambiente

Para relleno:
12 barritas de kinder bueno
50 gr. chocolate con leche
50 gr. chocolate fondant
1/2 litro de leche (usé semi)
1/2 litro de nata para montar
2 sobres de cuajada
50 gr. de azúcar

Para la cobertura:
100 gr. nata para montar
100 gr. chocolate fondant

Para decorar: usé dos barritas de kinder bueno blanco y le rallé un poco de chocolate blanco


THERMOMIX:

Empezamos haciendo la base de la tarta echando en el vaso las galletas, avellanas y el chocolate y rallándolos 20 segundos a velocidad progresiva 5/10m Seguidamente le incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente y programamos  3 minutos, 50º, velocidad 3. Volcamos sobre el molde desmontable y presionamos bien la masa. Reservamos en la nevera o, incluso, en el congelador.

Ahora preparamos el relleno. Echamos en el vaso las barritas de Kinder bueno, los dos chocolates y trituramos 10 segundos a velocidad 7. Vertemos la leche, la nata, azúcar y sobres de cuajada y programamos 12 minutos/100º/velocidad 3.
Vertemos esta mezcla sobre la base que teníamos reservada, esperamos que se enfríe un poco y guardamos nevera unas horas. Este paso lo hice por la tarde y terminé el resto al día siguiente.

La cobertura la hacemos poniendo la nata en el vaso 3 minutos/100º/velocidad 1. Le ponemos el chocolate y seguimos 2 minutos a velocidad 3.
Volcamos con cuidado sobre la tarta y volvemos a refrigerar unas horas.


TRADICIONAL:
Con la batidora, robot o simplemente dentro de una bolsa y con el rodillo de cocina trituramos las galletas y las mezclamos con el chocolate derretido al baño María o en el microondas y la mantequilla también derretida. Cuando esté bien integrado todo lo volcamos sobre la base de nuestra tarta, aplastamos bien y reservamos en el frío.
El relleno lo elaboramos triturando muy bien las barritas de Kinder bueno y los dos chocolates con la batidora o el robot de cocina que tengamos.
Lo ponemos en un cazo y echamos el resto de los ingredientes. Ponemos a fuego medio y NO DEJAMOS DE REMOVER y  el momento en que vaya a empezar a hervir retiramos. Si veis que quedan grumos podéis pasar por la batidora. Volcamos cuidadosamente sobre la base de galletas, enfriamos y guardamos nevera unas horas o hasta el día siguiente.
Preparamos la cobertura calentando la leche e incorporándole el chocolate troceado removiendo bien hasta que esté bien derretido e integrado. Volcamos sobre nuestra tarta y refrigeramos unas horas.

Decoré la tarta con un par de barritas de Kinder bueno blanco y rallándole un poco de chocolate blanco, pero éso lo dejo ya a vuestro gusto.



Recetas relacionadas:
Pastel mousse de Nutela
Tarta mousse de leche merengada
Tarta de piruletas
Tarta mojito
Pastel mousse de natillas
Pastel cacahuete Rosa