Top blogs de recetas

domingo, 6 de septiembre de 2015

MERMELADA DE BERENJENA



Hoy os traigo una riquísima (y baratísima) mermelada de berenjenas sencilla de preparar y que acompaña de maravilla a cualquier tipo de queso, a la carne de cerdo a la parrilla o frita o a alguna otra cosa que seguro que se os ocurre cuando la probéis.
La berenjena es un fruto con muchas propiedades, vitaminas, minerales y con muy pocas calorías ahora que se acaba el verano y seguro que el que más y el que menos ha cogido algún que otro kilo, aunque precisamente esta receta no nos vale por la cantidad de azúcar que lleva, pero una cucharadita encima de una tostada tampoco es para tanto...
Con los ingredientes que os indico os saldrá una buena cantidad de mermelada, os explico en la receta como conservarla sin problema durante muchos días, además también os pongo la receta en thermomix, alguien da más???
Disfrutad....



700 gr. berenjena
450 gr. azúcar
el zumo de medio limón ( en la receta con thermomix medio limón entero sin piel ni semillas)
un trozo de canela en rama
1 vaso de agua


Limpiamos muy bien las berenjenas y cortamos (con la piel) en cuadraditos muy pequeños,
La colocamos en una olla con el resto de los ingredientes a fuego lento sin dejar de remover.
La mantenemos al fuego hasta que veamos que se ha evaporado el agua y la berenjena casi está desecha con aspecto de mermelada, podemos probarla con mucho cuidado de no quemarnos y si notamos que ya está totalmente cocida e integrada con el resto de los ingredientes será el momento de
retirarla.

Con thermomix:
Lavamos las berenjenas, cortamos a trozos e introducimos en el vaso junto al limón y el azúcar y troceamos 5 segundos a velocidad 5.
Bajamos los restos del vaso y añadimos el agua y la rama de canela.
Programamos 20 minutos/ velocidad 2, giro a la izquierda/100 º.
Seguidamente volvemos a programar otros 10 minutos/ temperatura Varoma/ velocidad 2/ giro izquierda quitando el cubilete y colocando el cestito para que no nos salpique.


Para ambas recetas utilizamos tarros que tengamos en casa y los hervimos un rato en agua, incluidas las tapas.
Cuando la mermelada está todavía caliente y con cuidado llenamos los tarros, cerramos bien y les damos la vuelta dejándolos enfriar a temperatura ambiente.
Una vez fríos ya los podemos guardar en las nevera y disfrutar de ellos en cualquier momento.
Todavía no sé deciros cuanto tiempo aguanta porque no me dura demasiado, pero os aseguro que varias semanas seguro que sí.
Tomadla en unas tostaditas untadas con queso de untar (como en la foto), con queso de cabra o con una buena carne de cerdo.
Ya me contareis!!


1 comentario:

  1. Nunca la he probado, pero viendo el aspecto que tiene, no me importaría hacerlo. Besos

    ResponderEliminar

Dejar una entrada diciéndome que os ha parecido la receta, me encantará leeros!!